3 REMEDIOS CASEROS PARA LA ARTRITIS REUMATOIDE

372

Estos remedios caseros son óptimos para complementar el tratamiento clínico de la artritis reumatoide porque poseen propiedades antiinflamatorias, diuréticas y calmantes que disminuyen el dolor, la hinchazón y la inflamación mejorando la calidad de vida.

La artritis reumatoide es una inflamación de las articulaciones debido a una alteración del sistema inmunológico, que causa mucho dolor y malestar y que si no se trata puede dejar los dedos y otras articulaciones deformadas. Por eso es importante siempre realizar el tratamiento indicado por el médico, pero algunas formas de combatir los síntomas naturalmente son:

1. TÉ DE HIERBAS.

Este té posee propiedades antiinflamatorias, diuréticas y cicatrizantes que cuando se utilizan conjuntamente tienen sus efectos potenciados.

INGREDIENTES:

  • 3 tazas de agua;
  • 1 cda de raíces de bardana;
  • 2 de anís;
  • 2 de cola de caballo.

2. POMADA DE ÁRNICA.

Esta pomada casera es indicada para la artritis reumatoide porque estimula la irrigación sanguínea, tiene efecto antiinflamatorio y alivia los dolores. Conozca más sobre las propiedades de arnica.

Ingredientes:

  • 5g de cera de abeja;
  • 45 ml de aceite de oliva;
  • Papel filtro;
  • 4 cdas de hojas y flores de árnica picadas.

Modo de preparación:

En baño de maría coloque el aceite y las hojas y flores de árnica y deje hervir a fuego lento durante algunos minutos. Cuando la mezcla esté caliente se debe colar los restos con papel filtro. Coloca la mezcla limpia de nuevo en la olla y agregar la cera de abeja, se debe calentar a fuego bajo hasta que se derrita. Cuando esté todo derretido se debe mezclar bien y dejar reposar durante unos minutos. A continuación se debe almacenar en un recipiente con tapa y mantenerse en un lugar seco, oscuro y aireado.

3. TÉ DE SALVIA Y ROMERO.

Ayudan a disminuir los dolores causados por la artritis y el reumatismo, siendo un gran antiinflamatorio natural. Conozca más sobre las propiedades de salvia y romero.

Ingredientes:

  • 6 hojas de salvia;
  • 3 ramos de romero;
  • 300 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Añadir todos los ingredientes en una tetera y dejar reposar durante 5 a 7 minutos. Colar, dejar que se ponga tibio y tomar este remedio casero 2 veces al día.